El origen de los mudras es incierto, debido a que se han utilizado desde siempre tanto a nivel espiritual, filosófico, religiosa o dogmático, y en diversas prácticas como; danzas sagradas, rituales iniciáticos, en la meditación, el yoga, las artes marciales, entre otros.

El mudra se practica con la unión de las manos o dedos y también se puede acompañar con posturas en el cuerpo. .

Para la práctica de mudras o yoga de las manos, te recomiendo acompañarla con una respiración lenta y profunda, (mas adelante profundizaremos en esto) y repitiendo internamente como si fuese un mantra, la intención del mudra.

El mudra se practica con la unión de las manos o dedos manos y también se puede acompañar con posturas en el cuerpo. Cada mudra active una energía diferente porque cada postura y dependiendo los dedos que se empleen, y la presión entre estos, conectara con una raíz nerviosa diferente, trayanedo un efecto especifico que afectará positivamente al prácticamente, a nivel físico, mental, emocional y espiritual.

Dichos movimientos permiten materializar ciertos estados o procesos de consciencia. No se requiere de alguna habilidad particular para su práctica, al estar asociados a técnicas de meditación se requiere serenidad, concentración y constancia.

Pero los mudras no sólo afectan a determinados estados de nuestra mente o nuestro espíritu; también actúan a nivel físico.

A nivel científico y de acuerdo a los conocimientos adquiridos estudiando Medicina Tradicional Oriental, Kinesiologia y otros estudios en diversas terapias holísticas, y así mismo como terapeuta de física, de manera sencilla tratare de explicar que todo nuestro cuerpo esta compuestos por células, somos células viviente.

Es así como a las células específicas del sistema nervioso se las llama neuronas y cada neurona posee sensores que de acuerdo a diferentes estímulos como percepciones, movimientos, envían información inducidas por percepciones, al sistema nervioso central. Por tanto postura de las manos o acción motora de las manos mediante los mudras, activará y llevará información por medio del sistema nervioso central, al cerebro, el cual producirá componentes químicos que conllevarán un efecto especifico según el órgano o parte del cuerpo escogido y la intención dada.

Mudra de la oración o Atmanjali Mudra

Esta postura orante frente a tu corazón, active centros nerviosos en la palma de la mano, los cuales están conectados con raices nerviosas en tu cerebro. Este gesto de unir tus manos, te procura recogimiento interior, armonía, equilibrio, calma y paz.

Así mismo esta postura orante, indica respeto y sumisión ante “ese algo más grande que tu”.

Mudra de la Apertura del corazón

Mudra de la Apertura del corazón: este mudra tiene la finalidad de conectarte con la creación que es la cara femenina de la fuente de vida y contigo mismo desde el amor.
Practicar este mudra, ayuda en la apertura de lo que es llamada “la llama trina” es decir la voluntad divina, la sabiduría divina y el amor divino.

Mudra de la dicha

El universo me guía y me sostienen, siempre me ofrece lo mejor para mí.

Mudra de la Plenitud total

Los deseos hacen parte de la raíz de la vida en este plano, cada deseo o anhelo cumplido, te acerca a la luz en ti y te ayuda a cumplir tu papel como cocreador de este mundo.

Finalmente, un día parara tu cadena de deseos y se convertirán en un único objetivo, ser uno con la totalidad, volver a casa, esto es alcanzar la plenitud total.

¿Qué dicen otros sobre este servicio?0 Comentarios